Divertirnos, relajarnos, bajar la ansiedad, eliminar la depresión, inspirarnos, eso y muchas cosas más, pueden suceder cuando consumimos cannabis. Sin embargo, existen diferentes tipos y maneras de usarla, por lo que es necesario saber también cómo se cultiva para disfrutar de sus beneficios.  Cabe destacar que el cannabis sativa es una de las especies más resistentes y perfectas para cultivar en pequeños lugares, hoy hablaremos de sus beneficios y cómo podemos aprovecharlos al máximo.

Cannabis Sativa 1

¿Existen varios tipos de cannabis?

El cannabis tiene tres tipos de variedades, estas son: Cannabis Sativa, Cannabis indica y Cannabis híbrida. A continuación, te explicaremos un poco más a fondo de qué va cada una:

  • Cannabis Sativa: es una especie de climas cálidos que posee una buena cantidad de THC, con una capacidad de crecimiento bastante rápida; tarda en desarrollarse entre 10 y 15 semanas. Provee de relajamiento intenso, algo que conseguimos gracias a la auto amnesia.
  • Cannabis indica: su tiempo de crecimiento es mucho más veloz, tarda entre 6 a 8 semanas en madurar, pero es de climas fríos, lo que la hace menos resistente y dificulta su cultivo.
  • Cannabis hibrida: es una mezcla de las especies anteriormente mencionadas; su manipulación genética la hace tener características de la sativa e indica, por lo tanto, ofrece una gama de sensaciones intensas.

¿Cómo se cultiva el cannabis sativa?

Lo primero que debes escoger es el tipo de cultivo, es decir, si lo harás dentro de tu vivienda o fuera de ella. De acuerdo al lugar en donde piensas sembrar el cannabis, serán los aspectos a tomar en cuenta. En primer lugar, está el cultivo indoor (interior), necesitarás:

  • Luces LED.
  • Escoger el tipo de siembra: cultivo en tierra, hidropónicos o aeroponicos.

Una de las siembras más sencillas en el interior, es el cultivo en tierra, por eso, te enseñaremos cómo hacerlo:

  1. Toma la maceta con la tierra y colócale un substrato para el cultivo de cannabis que ya vienen preparados con todos los minerales y vitaminas; haz la plantación de la semilla o el esqueje, y riega con un poco de agua.
  2. Es importante que las luces LED estén encendidas durante 18 horas continuas de iluminación y 6 horas de oscuridad mientras la planta está en crecimiento. En su proceso de floración debe tener 12 horas de iluminación y 12 horas de oscuridad.
  3. Ten en cuenta que los substratos pueden ocasionar colapso en la tierra, lo que obstruye la ventilación; una solución eficiente son los gusanos inofensivos que venden para mantener limpio y ventilados los cultivos en tierra del cannabis.

Ahora bien, para el cultivo outdoor (Exterior), necesitarás lo siguiente:

  1. Deberás saber perfectamente en cuál estación del año te encuentras y cuál es la temperatura; lo indicado es que sea en épocas cálidas. Haz la siembra de las semillas, pero está pendiente de los hongos y las bacterias que pueden contraer las plantas. La frecuencia del riego dependerá del tipo de suelo.

¿Cuáles son los beneficios del cannabis sativa?

Cannabis Sativa 2

Esta especie en específico la utilizan las personas con dolores crónicos, igualmente, es usada por aquellos que padecen crisis de ansiedad y depresión porque genera lo siguiente:

  • Sensación de relajación intensa.
  • Vitalidad cerebral; aunque físicamente se esté relajado, el cerebro potencia su actividad permanente.
  • Disminuye los dolores corporales causados por enfermedades terminales o afecciones permanentes como dolores lumbares.
  • Erradica los ataques de pánico.
  • Estimula la creatividad.
  • Proporciona bienestar general.
  • Incrementa los niveles de serotonina y dopamina en el organismo.

¿Cuál es la mejor forma para cultivarla?

Indudablemente, es preferible el cultivo indoor en tierra debido al manejo de las enfermedades por hongos y bacterias, aparte de la discreción pertinente y, al mismo tiempo, la planta estará expuesta a las condiciones perfectas para su desarrollo que, a la larga, se traduce en una producción rápida del cannabis.