El cambio climático prendió las alertas en todos los países. El planeta debe protegerse así tengan que modificarse hábitos en la población. La tierra cada día que pasa se hace más poblada al punto que se estima que para 2050 la población mundial sea de 9.700 millones de personas. 

Ya está comprobado que la cría de ganada para obtener carne, huevo y leche genera el 14,5 por ciento de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, es decir, esta práctica de deteriora el planeta por eso debe ser modificada para que la población comprendan que algunos hábitos tienen que modificarse para así salvar el planeta, tal y como recoge Betway en un exhaustivo análisis.

Se estima que para el 2050 los productos lácteos se eliminarán progresivamente y pasarán a primer plano las alternativas vegetales a base de avena, soya, cáñamo y nueces. Además, están en estudio las alternativas al huevo fabricadas a partir de plantas. Empresas como Evo Foods y Just Eat llevan la delantera es esta opción. 

Otra nueva práctica que revolucionará los hábitos alimenticios para el 2050 será el cultivo de microorganismos como los hongos, las bacterias, las levaduras, las algas y las microalgas, estas son una fuente rica en proteínas sin la grasa saturada que contienen algunos de los productos de carne y lácteos. 

Además, ya está comprobado que las proteínas pueden extraerse del aire y el CO2 usando energía renovable y un proceso de producción de probióticos para convertirlos en nutrientes. 

No te preocupes por la presentación de estos alimentos en eso también se está trabajando para hacerlos más deliciosos al ojo humano. Con la tecnología 3D se imitará la textura, la estética jugosa y los sabores de los alimentos ya todos conocen.  Sí es posible recrear la textura, jugosidad, la distribución de grasa y esa sensación jugosa en la boca. 

Entonces el reto para el 2050 es crear alimentos deliciosos y muy nutrientes con emisiones neutrales de carbono. Todavía hay un número importante de personas que no le dan importancia a estos avances y únicamente emplazan a los líderes a motivar a la población a dietas basadas en plantas e incluso al consumo de insectos para salvar al planeta.

Lo que es seguro es que para el 2050 se comerán más frutas, verduras y cereales integrales. El consumo de carne, lácteos y comida chatarra disminuirá significativamente. Aunque es muy probable que muchas de las plantas cambien de aspecto por la innovación en el cultivo de microorganismo y la impresión en 3D. 

Para el 2050 también se producirá una revolución de la nutrición es decir, se remodelará la relación humano-comida con el propósito de evaluar los biomarcadores dietéticos para luego aconsejar a los usuarios sobre las modificaciones alimentarias que puedan minimizar los riesgos de padecer diabetes o cardiopatías.

Tendencias de la innovacion en tecnología alimentaria