chica con pamela

Consejos para acabar con el pelo graso

El pelo graso es bastante incómodo puesto que, por mucho que se lave, siempre da una sensación de suciedad. Para evitar este problema, existen trucos infalibles con los que presentar un cabello sedoso y brillante.

Tener el pelo graso es un problema que le pasa a muchas personas y suele ser bastante incómodo porque parece que se tiene el pelo sucio siempre, debido a la grasa que se acumula en el cuero cabelludo. 

La grasa se forma en algunas personas más que en otras, teniendo en cuenta que es la encargada de proteger la piel de agentes externos en el cuero cabelludo. Hay quien tiene exceso de ella y por este motivo, se forma el pelo graso. Aunque muchos piensen lo contrario, acabar con este problema no es complicado, siempre que se lleven a cabo algunos trucos que no suelen fallar y llevar una rutina de lavado específica. 

chica con pamela

Cepillarse

Una de las primeras cosas que se deben hacer para acabar con el pelo graso, es cepillarse el cabello antes de lavarlo. El truco está en poner la cabeza hacia abajo y comenzar a pasar el peine para eliminar los residuos que pueda haber en la melena.

Un champú adecuado

Las personas que tienen el pelo graso no deben lavarse con cualquier champú, de hecho, existen algunos específicos que van muy bien para este problema. Sin ir más lejos, este champú del Instituto Médico Dermatológico, es uno de los más efectivos del mercado, aunque hay algunos más también muy buenos. 

Lo ideal, a la hora de elegir un buen champú es que no tenga sulfatos, ya que suelen ser bastante agresivos para el cabello, de ahí que sea más conveniente que contenga ingredientes 100% naturales, algunos de los más recomendados son el aloe o el pomelo. 

El lavado

Para lavar el pelo graso de manera adecuada, es importante que el agua esté tibia, no debe estar ni muy caliente ni muy fría, a temperatura intermedia es lo mejor. Asimismo, durante el proceso de lavado, tampoco es conveniente frotar el cuero cabelludo demasiado fuerte, ya que favorece la producción de grasa. La mejor fórmula es movimientos suaves y en círculo, durante unos minutos. 

Además, no es bueno lavarse el pelo a diario si se produce demasiada grasa, por lo que, se recomienda hacerlo cada dos días, aproximadamente.

Exfoliante

Muchos creen que el exfoliante solo se utiliza para el cuerpo y la cara, no obstante, en el caso de tener el pelo graso, es un gran aliado. Con exfoliantes específicos para el cuero cabelludo se eliminan las células muertas, el sudor y restos de residuos, entre otras cosas. Eso sí, solo se debe utilizar exfoliantes suaves y como máximo, una vez a la semana, aplicándose antes de echarse el champú.

Uso de acondicionador

Tener el pelo graso no significa que no se pueda utilizar un acondicionador, no obstante, es importante tener en cuenta que este producto no puede ser demasiado fuerte, más bien, el que se elija debe ser ligero, además, una vez que se utilice, hay que aclarar muy bien el pelo para que no queden restos. 

No tocar el pelo

Hay personas que, durante el día, se tocan habitualmente el pelo. Lo cierto es que estos gestos son perjudiciales para los cabellos grasos, puesto que favorece la aparición de más grasa en el cuero cabelludo, ensuciándolo aún más. Así que lo recomendable es evitarlo a toda costa.

Pelo corto o recogidos

El pelo corto es una buena solución para eliminar la grasa del cabello o, en su defecto, otra opción es cortarse, al menos las puntas, a menudo, de esta manera se irá saneando la melena cada cierto tiempo. De igual modo, para evitar tener más grasa, los recogidos son unos excelentes compañeros, los moños, las trenzas o las coletas van muy bien y además, es un look que está de moda.

Uso de mascarilla

Las mascarillas también pueden utilizarse para acabar con el pelo graso, ayudando a acabar con las impurezas. En este sentido, el mejor tratamiento es aplicar el producto en torno a una semana, de esta manera el cabello quedará mucho más suave. Es importante echarse la mascarilla solo en las puntas y, como mucho, hasta la mitad de la melena, ya que no es conveniente que llegue a la raíz.

Asimismo, las que contienen arcillas son de las mejores, ya que ofrece mayor suavidad e hidratación.

Evitar el secador

Tanto el secador como las planchas no son buenos compañeros del pelo graso, puesto que hacen que se produzca más cantidad de sebo, haciendo que el cabello se deshidrate con mayor facilidad.

Consejos para acabar con el pelo graso
¿Qué te ha parecido?